BENJAMIN FRANKLIN

(Boston, 1706 - Filadelfia, 1790)

BENJAMIN FRANKLIN
BENJAMIN FRANKLIN

Político, científico e inventor estadounidense. Decimoquinto hermano de un total de diecisiete, Benjamín Franklin cursó únicamente estudios elementales, y éstos sólo hasta la edad de diez años. A los doce comenzó a trabajar como impresor en una empresa propiedad de uno de sus hermanos. Más tarde fundó el periódico La Gaceta de Pensilvania, que publicó entre los años 1728 y 1748. Publicó además el Almanaque del pobre Richard (1732-1757) y fue responsable de la emisión de papel moneda en las colonias británicas de América (1727).

Vida y obra

 

Benjamín Franklin, hijo número quince de una familia de diecisiete hermanos, fue escritor, impresor, político, diplomático y científico y era un fenómeno del Nuevo Mundo del siglo XVII. Fue el único americano de la época colonial que alcanzó fama en Europa. Es más conocido por los americanos como uno de los fundadores de la nación, pero su fama en Europa, por lo menos en su época, es la de un filósofo natural.

Su ingenuidad se pone de relieve en muchos de sus inventos, como por ejemplo, la estufa, que mejoró y las gafas bifocales. Sin embargo, alcanzó sus mayores éxitos en el campo de la electricidad.

La electricidad estática se había convertido en algo fascinante en el siglo, desde que Guericke fabricara la primera máquina de electricidad. En 1745 y en la Universidad de Leyden se inventó un artificio que consistía en un vaso de cristal forrado interiormente de metal y metido dentro de él una varilla, en la que se pinchaba un corcho Esto podía almacenar grandes cantidades de carga eléctrica estática que se le suministraba de una máquina en que la carga se producía por frotamiento. El vaso de Leyden se podía descargar al acercar la mano a la varilla central y si ésta había acumulado bastante carga, el que ponía la mano recibía una descarga que no olvidaba fácilmente. Si el vaso se acercaba a algún metal, una chispa minúscula cruzaba el aire acompañada de un crujido.

Muchos científicos experimentaban con vasos de Leyden, y Franklin entre ellos. Observó la chispa luminosa y el crujido y consideró la posibilidad de que fueran diminutos rayos y truenos. Acaso, viéndolo desde otro punto de vista, ¿no podían ser los ma­jestuosos rayos y truenos del cielo un intercambio de electricidad entre la Tierra y el cielo que hacían de partes de un gigantesco vaso de Leyden?

Benjamín Franklin decidió probar un experimento, el cuál le haría inmortal, de una manera espectacular. Voló una cometa durante una tormenta en 1752 que tenía un alambre de punta en su extremo superior, la enganchó con hilo de seda que se cargaría con la electricidad que hubiera por arriba, suponiendo que la hubiera en alguna parte.

En plena tormenta, Franklin acercó la mano a la llave (metálica), a la que estaba atado el hilo de seda y saltó una chispa del mismo modo que ocurría en el vaso de Leyden. Además, pudo cargar un vaso de Leyden a partir de la llave del mismo modo que lo cargaba con una máquina de electricidad de las hechas por el hombre. La cometa de Franklin «electrizó» el mundo científico y por ello le hicieron miembro de la Royal Society.

Franklin tuvo una suerte tremenda, dado el peligro que representaba su experimento, prueba de ello son las dos víctimas que causó en los dos científicos que lo intentaron inmediatamente después.

Franklin sacó consecuencias prácticas de su experimento en seguida. Ya en 1747 observó que el vaso de Leyden se descargaba mucho más rápidamente y a través de mayores espacios de aire si se acercaba un objeto puntiagudo. Parecía que esta punta atraía a la electricidad, por lo que sugirió que se debían colocar en los techos de las casas varillas con punta de metal que se conec­taran a tierra. Tales objetos descargarían las nubes rápidamente, con lo que se alejaba el peligro de los edificios. Probaron sin duda su eficacia y en 1782 había ya 400 de estas varillas en Filadelfia. Franklin había localizado la artillería de Zeus.

Cuando un cuarto de siglo más tarde, ya anciano, Franklin representó a los recién creados Estados Unidos ante la corte de Francia, estando su país en la guerra revolucionaria, probó ser el hombre idóneo para dicho cargo. No solo hizo ver a los aristócratas de Versalles su perversidad ante la simplicidad republicana suya, sino que por ser la Era de la Razón, los franceses de cultura cayeron a los pies del hombre que había domado los rayos de los cielos haciéndolos caer bajo la tierra. ¿Cuánto del nacimiento afortunado de los Estados Unidos se puede deber al vuelo de una cometa en una tarde de tormenta?

Franklin también prestó un inestimable servicio teórico a la ciencia de la electricidad por un hecho accidental también. Se sabía de la existencia de dos clases de carga eléctrica. Dos varillas de ámbar se repelían si se frotaban y electrificaban, de la misma ma­nera que lo hacían las varillas de vidrio. Sin embargo, una varilla de ámbar electrificada atraía a una de vidrie también electrificada. Parecía ser el casó de «opuestos se atraen y semejantes se repelen» como en magnetismo, donde el polo norte de un imán atrae al polo sur del otro, mientras que los dos polos norte se repelen entre sí, como lo hacen dos polos sur en idénticas circunstancias.

Franklin se explicó esto considerando la electricidad como un fluido sutil que se podía presentar en exceso o en defecto. Así, un objeto con un exceso atraería a otro con defecto (a través del aire y acompañado de rayos y truenos) y ambas electrificaciones se neutralizaban.

Franklin sugirió que el exceso del fluido  se debía llamar electricidad positiva y el defecto, negativa.

Siglo y medio después de Franklin se aso­ció la electricidad con las partículas subatómicas, en particular con el electrón, descubierto por J. J. Thomson. En todo caso si la electricidad estática se consideraba como un defecto o exceso de electrones, la situación que hoy aceptamos es exactamente igual que la propuesta por Franklin.

Desgraciadamente, los objetos que Franklin consideró con exceso de electricidad, en la actualidad se sabe que contienen un defecto de electrones (tiró al cara y sello y perdió). El electricista de hoy en día al montar sus circuitos, asume que la corriente eléctrica va desde el borne positivo al negativo, pero los físicos saben que los electrones fluyen al revés. No tiene importancia cuál de las dos convenciones se siga, con tal de que el que monte los circuitos siga siempre la misma.

La mente afanosa de Franklin se preocupó de otros problemas también. Trabajó (todo lo bien que pudo) sobre el curso de las tormentas en el continente norteamericano y fue el primero que estudió la corriente de agua cálida que va por el Atlántico norte y que hoy llamamos Corriente del Golfo. En el año 1900, Franklin fue seleccionado como uno de los miembros de honor de la Galería de la Fama de grandes americanos.

 

INTERES DE FRANKLIN

El interés de Benjamín Franklin por los temas científicos comenzó a mediados de siglo y coincidió con el inicio de su actividad política, que se centró en diversos viajes a Londres, entre 1757 y 1775, con la misión de defender los intereses de Pensilvania. Participó de forma muy activa en el proceso que conduciría finalmente a la independencia de las colonias británicas de América, intervino en la redacción de la Declaración de Independencia (1776) junto a Jefferson y J. Adams, y se desplazó a Francia en busca de ayuda para proseguir la campaña contra las tropas británicas.

Finalizada la guerra, Benjamín Franklin fue partícipe en las conversaciones para concluir el tratado de paz que pondría fin al conflicto y contribuyó a la redacción de la Constitución estadounidense.

 

Por lo que respecta a su actividad científica, durante su estancia en Francia, en 1752, llevó a cabo el famoso experimento de la cometa que le permitió demostrar que las nubes están cargadas de electricidad y que, por lo tanto, los rayos son esencialmente descargas de tipo eléctrico.

Para la realización del experimento, no exento de riesgo, utilizó una cometa dotada de un alambre metálico unido a un hilo de seda que, de acuerdo con su suposición, debía cargarse con la electricidad captada por el alambre. Durante la tormenta, acercó la mano a una llave que pendía del hilo de seda, y observó que, lo mismo que en los experimentos con botellas de Leyden que había realizado con anterioridad, saltaban chispas, lo cual demostraba la presencia de electricidad.

Este descubrimiento le permitió inventar el pararrayos, cuya eficacia dio lugar a que ya en 1782, en la ciudad de Filadelfia, se hubiesen instalado 400 de estos ingenios. Sus trabajos acerca de la electricidad le llevaron a formular conceptos tales como el de la electricidad negativa y positiva, a partir de la observación del comportamiento de las varillas de ámbar, o el de conductor eléctrico, entre otros.

Además, expuso una teoría acerca de la electricidad en la que consideraba que ésta era un fluido sutil que podía presentar un exceso o un defecto, descubrió el poder de las puntas metálicas al observar que un cuerpo con carga eléctrica se descarga mucho más deprisa si termina en punta, y enunció el principio de conservación de la carga eléctrica.

Inventó también el llamado horno de Franklin y las denominadas lentes bifocales. La gran curiosidad que sentía por los fenómenos naturales le indujo a estudiar, entre otros, el curso de las tormentas que se forman en el continente americano, y fue el primero en analizar la corriente cálida que discurre por el Atlántico norte y que en la actualidad se conoce con el nombre de corriente del Golfo.

Su temperamento activo y polifacético impulsó también a Benjamín Franklin a participar en las cuestiones de ámbito local, por ejemplo, en la creación de instituciones como el cuerpo de bomberos de Filadelfia, la biblioteca pública y la Universidad de Pensilvania, así como la Sociedad Filosófica Americana. Fue el único americano de la época colonial británica que alcanzó fama y notoriedad en la Europa de su tiempo.

Observa cuantas  personas visitan

esta pagina únete a ellas.

Prof. Lcdo. Teudis Navas
Prof. Lcdo. Teudis Navas

Pagina Web Realizada  y Diseñada por:

Prof. Lcdo. TEUDIS NAVAS 

LICEO BRICEÑO MENDEZ

VENEZUELA-ANZOATEGUI - EL TIGRE

PITAGORAS
PITAGORAS
TALES DE MILETO
TALES DE MILETO
GALILEO GALILEI
GALILEO GALILEI
INVENTO DE GALILEO
INVENTO DE GALILEO
INVENTO DE GALILEO  TELESCOPIO
INVENTO DE GALILEO TELESCOPIO
LA FISICA  Y LAS CIENCIAS
LA FISICA Y LAS CIENCIAS
VECTORES  EN  R3
VECTORES EN R3
BENJAMIN FRANKLIN
BENJAMIN FRANKLIN
TIERRA MAGNETICA
TIERRA MAGNETICA
ISAAC NEWTON
ISAAC NEWTON
ESTACIONES DE LA TIERRA
ESTACIONES DE LA TIERRA
AGUSTIN COULOMB
AGUSTIN COULOMB
LEY DE ATRACCION
LEY DE ATRACCION
SATELITE SIMON BOLIVAR
SATELITE SIMON BOLIVAR
MOVIMIENTO CIRCULAR DESDE EL CENTRO
MOVIMIENTO CIRCULAR DESDE EL CENTRO
LAMZAMIENTO
LAMZAMIENTO
EXPERIMENTO DE MILLIKAN
EXPERIMENTO DE MILLIKAN
BIG-BANG
BIG-BANG
ELEMENTOS DE UN CIRCUITO
ELEMENTOS DE UN CIRCUITO
FISICOS DE LA HISTORIA
FISICOS DE LA HISTORIA
AMPERE
AMPERE
UNOS DE SUS EXPERIMENTOS AMPERE
UNOS DE SUS EXPERIMENTOS AMPERE
RED ELECTRICA
RED ELECTRICA
LOS PLANETAS
LOS PLANETAS
COMO CONTACTARME
COMO CONTACTARME